<strong>Leyes de seguridad online: ¿Qué les espera a los niños en el mundo digital?</strong>

El 7 de febrero, se celebra el Día Internacional de Internet Segura, una campaña anual de concienciación que se inició en Europa en 2004 y que pretende poner de relieve la necesidad de que las personas disfruten de Internet al tiempo que mitigan su exposición a posibles riesgos. En su vigésima edición, el Día Internacional de Internet Segura se ha convertido en una de las principales citas en tema de seguridad digital en todo el mundo, con una serie de organizaciones en muchos países que trabajan juntas para mejorar el ecosistema digital.

El reto de utilizar Internet de forma segura es aún mayor y, de hecho, más crítico cuando se trata de garantizar la seguridad de niños, adolescentes y preadolescentes. Durante la pandemia, el tiempo que los niños pasaron frente a la pantalla se multiplicó 1,5 veces, lo que hizo que millones de nativos digitales excesivamente confiados fueran vulnerables a estafas, ciberacoso, abusos y doxing.

La seguridad digital de los niños se ha convertido en una preocupación colectiva, a medida que padres, tutores y educadores tratan de mantenerse al día con los constantes cambios del mundo online y el consecuente aumento de nuevos riesgos. Ya sea como padres, educadores o participantes activos en la elaboración de políticas públicas, queda mucho por hacer para promover comportamientos digitales saludables en las actuales y futuras generaciones” comenta Josep Albors, director de Investigación y Concienciación de ESET España.

De los gobiernos a las organizaciones sociales

A pesar de los riesgos existentes, es importante recordar los beneficios que nos ofrece la tecnología, como, por ejemplo, el acceso a grandes cantidades de información, oportunidades de aprendizaje, socialización, descubrimiento de culturas y lugares diferentes, y mucho más. Los niños están expuestos a una cantidad de conocimiento sin precedentes e, inevitablemente, crecerán inmersos en la tecnología y la interconectividad. Esto hace aún más necesario prepararlos para vivir el mundo digital al igual que lo hacemos para cualquier otra faceta de su vida cotidiana.

Y aunque padres y educadores están en el punto de mira, se puede afirmar que la forma  que cuidamos de nuestros hijos está determinada por la acción de los legisladores, quienes incorporan a las leyes las cuestiones necesarias y acordadas, por ejemplo, en la Convención sobre los Derechos del Niño. Así pues, tienen un trabajo especialmente relevante a la hora de garantizar su privacidad y seguridad en Internet.

Varias entidades gubernamentales de distintos niveles han estado trabajando para ayudar a realizar esta tarea. Por ejemplo, la Estrategia 2022 de la Comisión Europea en favor de un Internet más adecuado para los niños (BIK+) es «uno de los pilares de la estrategia sobre los derechos de la infancia y refleja el principio digital recientemente propuesto de que los niños y los jóvenes deben estar protegidos y capacitados para utilizar Internet». La estrategia incluye varias recomendaciones sobre métodos de identificación en edades en desarrollo, un teléfono de ayuda contra el ciberacoso y la necesidad de cooperar con operadores de confianza para evaluar y retirar rápidamente contenidos ilegales. Al mismo tiempo, la Ley de Servicios Digitales (DSA) de la UE exige que las empresas «sitúen los intereses de los niños en el primer plano de sus consideraciones».

La importancia de los padres y tutores

Según una encuesta del Pew Research Center, realizada en Estados Unidos en diciembre de 2022, el 46% de los adolescentes de entre 13 y 17 años declaran haber sufrido bullying en Internet. Entre los tipos de acoso más comunes se encuentran los insultos, la difusión de rumores falsos, la recepción de mensajes no deseados con contenido explícito, la solicitud de información personal, amenazas físicas y el hecho de compartir mensajes sin consentimiento.

Por otro lado, en un estudio paralelo, los padres revelaron que lo que más les preocupa es que sus hijos adolescentes estén expuestos a contenidos explícitos, que pierdan el tiempo en redes sociales y que se distraigan de sus obligaciones. El acoso o la intimidación solo preocupan al 29% de ellos.

Ser padres en la era digital es, sin duda, una tarea titánica que requiere una vigilancia constante, ponerse al día con todas las novedades y, no menos importante, tener tiempo suficiente. Tiempo para hablar de seguridad digital, tiempo para conocer las  aplicaciones y los juegos que utilizan sus hijos y tiempo para establecer controles y supervisar su actividad. Mientras que la escuela y el trabajo solían tener un tiempo y un espacio concreto, hoy el teletrabajo y el estudio desde casa han cambiado la situación por completo.

Pequeñas reglas que todos debemos cumplir

A medida que la distinción entre «online» y «offline» parece desvanecerse o incluso volverse anticuada, encontrar la mejor manera de guiar a los niños a través de las complejidades de la seguridad, la privacidad, el abuso y la diferencia entre «lo que es divertido» y «lo que es perjudicial» puede resultar sumamente agobiante.

Así que mientras todos lo averiguamos, desde ESET, compañía líder en ciberseguridad, hemos elaborado una lista con algunas afirmaciones infalibles que podemos decirles a los niños ahora mismo para concienciarlos en esta materia:

  • No sabes quién está realmente al otro lado de la pantalla.
  • Nunca compartas información personal (nombre, dirección, colegio, etc.) con gente que conozcas en Internet.
  • Utiliza un apodo y un avatar.
  • No participes en discusiones que no lleven a ningún sitio. No permitas que nadie discuta contigo en Internet. Bloquéalos y díselo a un adulto.
  • Nunca quedes en persona con una persona que hayas conocido por Internet, igual que no entrarías en el coche de una persona que no conocieras.
  • Lo que pasa en Internet, se queda en Internet para siempre. Nada es secreto. Incluso los mensajes que desaparecen pueden vivir para siempre si alguien hace una captura de pantalla.
  • Incluso los amigos pueden compartir algo que les has pedido que no compartan con nadie, así que no envíes cosas que no quieras que nadie vea.
  • No dejes que tus amigos se lleven tus dispositivos y los usen sin tu supervisión.

Para saber qué hacer y qué no hacer en Internet, visita también Safer Kids Online. Además, asegúrate de ver «Hey PUG», la nueva serie animada de ESET que enseña a los niños a reconocer las amenazas digitales.

Post en inglés: André Lameiras

Delincuentes suplantan a la Universidad Complutense, Repsol o la Agencia Tributaria usando correos para propagar malware